¿Por qué había tantas polillas en la final entre Portugal y Francia?

Cristiano Ronaldo fue víctima de una polilla mientras estuvo tendido en el campo, adolorido por su lesión en la rodilla.
La polilla que se robó la atención de la Eurocopa 2016.

Este domingo 10 de julio Portugal se coronó campeón de la Eurocopa 2016, después de vencer por 1 a 0 a Francia en tiempo suplementario. Esta final que se jugó en el estadio de Francia, en Saint Denis, tuvo una extraña invasión de polillas que se llevaron gran parte del protagonismo.

La polillas – El insecto nocturno tiende a seguir la luz de la luna, ya que la usa como una guía para no desorientarse. Por este motivo, cada vez que se encuentran con luz artificial suelen confundirlas y se quedan en ese lugar.

 

El problema del Stade de France – El sábado 9 de julio, un día antes de final, los organizadores de la UEFA decidieron dejar las luces prendidas del estadio por motivos de seguridad. Esto originó que desde una noche antes las polillas de todos los alrededores invadan al estadio que albergó la final.

La cara de Cristiano – Cristiano Ronaldo se vio obligado a salir del partido por una fuerte lesión que sufrió en la rodilla izquierda. Mientras el portugués estuvo tirado en el suelo una polilla se posó en la pestaña del crack, lo que se convirtió en la imagen más anecdótica de la final.

El campeón – A pesar de la ausencia de Cristiano Portugal logró sacar adelante el resultado. En el minuto 109, en tiempo suplementario, Éder marcó el gol que le dio el título a la selección Lusa por primera vez en la historia.

Tags:

Selección de Portugal

Cristiano Ronaldo

Eurocopa 2016

 

COMENTA:

Conéctate a la 10